EL PUERTO, HISTORIA E IDENTIDAD PROPIA – Manuel González (Portavoz de Iniciativa Porteña)

Publicado el 17 - diciembre - 2015
  ___

___

 Cuando apenas han pasado seis meses de la nueva legislatura, comienzan a verse las primeras maniobras de Compromis destinadas a tapar la identidad de nuestro pueblo. El señor Quico Fernández, vivió la etapa del tripartito y la guerra del topónimo, cuando intentaron junto al PSOE borrar del mapa el nombre de El Puerto. Ahora tras dos legislaturas, sabe que no debe cometer los mismos errores, pero su objetivo sigue siendo integrar Sagunto y El Puerto, bajo una sola historia e identidad.

Vemos sus intenciones con el cambio de la señalítica, con los nombres de los emblemas porteños en valenciano, pero sobre todo saltándose a la torera el acuerdo del topónimo, colocando encima de cada señal en nuestras calles, el nombre de Sagunt. Ahora pretenden aprobar un manifiesto declarando a Sagunto, capital de la romanización, atreviéndose a afirmar que El Puerto, es la refundación del antiguo puerto romano. Inaudito.

Estas cacicadas son una constante; ejemplos los hay y muchos. Nuestros jóvenes, dada la dejadez del Ayuntamiento, desconocen la historia de El Puerto, que en apenas 115 años desde su nacimiento, está lleno de nombres, anécdotas y lugares, que de no preservarlos en la memoria, desaparecerán de manera definitiva junto a nuestra identidad propia y diferenciada de Sagunto.

Una muestra clara de este tipo de prácticas la tenemos con las dos arterias más importantes de nuestro pueblo. La avenida Camp de Morvedre, que con anterioridad se llamaba Eduardo Merello, de hecho hay una falla que lleva ese nombre situada en la misma avenida, y seguro que algunos se preguntarán porqué. Por motivos que difícilmente se pueden explicar se cambió la denominación, dejando para el recuerdo de este personaje la escuela de aprendices.

Y que decir de Ramón de la Sota, el empresario vasco que decidió que en este punto de la costa valenciana, se levantaría el embarcadero de mineral y las fábricas de briquetas que darían origen a la siderurgia y a nuestro pueblo.  Muchos porteños desconocen que la Avenida Nueve de Octubre, antes de la guerra civil, se denominaba de Ramón de la Sota. Dado que el empresario tomo partido por el bando republicano, al concluir la contienda el nombre de esta Avenida se dedicó a José Antonio Primo de Rivera. Tras la dictadura se fueron eliminando de las calles todos los vestigios del régimen de Franco, y para colmo, en lugar de restituir el nombre de Ramón de la Sota, se tomó la decisión de denominarla Nueve de Octubre. Para el fundador de nuestro pueblo, hoy han dejado una Rotonda y una pequeña calle para vergüenza de quienes conocemos su historia. Por cierto, hace unos años se aprobó en el Pleno erigir una escultura a este ilustre personaje, pero como tantos otros acuerdos plenarios, esta cuestión quedó en el olvido.

Seguro que muchos de ustedes desconocen que delante de nuestra playa hay varios buques hundidos. El vapor Abanto, perteneciente a la naviera de Sota y Aznar, que se hundió en 1911 en medio de un fuerte temporal frente al Grao vell y donde fallecieron sus 23 tripulantes. O el Buque Italiano Duca di Génova, que fue torpedeado en 1917 frente a la playa del Puerto, por un submarino alemán U-64, capitaneado por Robert Moraht. Todos estos datos, están dispersos y entrecruzados e incluso hay diversas páginas por Internet con errores de bulto dada la falta de fuentes fiables que son necesarias para evitar que nuestra historia sea manipulada.

La guerra civil y la post guerra, fueron momentos oscuros y muy duros para nuestros mayores y antecesores. De hecho esta etapa de la historia de El Puerto, merece ser rescatada y puesta en valor para que nuestros jóvenes conozcan de cerca la importancia que tuvo nuestro pueblo en la contienda. Los bombardeos sobre la fábrica y la población, el infausto episodio del asesinato de los voluntarios que partieron hacia Teruel y las numerosas historias que permanecen en la memoria de algunos de nuestros mayores, deben ser recuperadas, antes de perderse en el tiempo. Todos los ciudadanos que fueron depurados, encarcelados o asesinados tras la contienda, merecen nuestro recuerdo…

La lucha obrera, una constante en El Puerto durante el siglo XX, ejemplo de un modo de vida que paso a la historia, y que levantó la admiración en otros lugares de España. La  batalla en defensa de nuestra fábrica, con la lucha ejemplar de todo un pueblo por su supervivencia. Y así un sinfín de historias que no podemos perder. Tenemos en Picasent un archivo con una buena parte de lo ocurrido el pasado siglo, con documentos amontonados en contenedores; es necesario recuperar toda esta documentación y planos y darle el tratamiento adecuado, para que sirva como fuente de consulta para todos nosotros.

Me siento orgulloso por ser de El Puerto, pero me temo que este pueblo y las evidencias de su pasado corren serio riesgo de perderse, ante el interés de algunos desalmados que harán lo posible para acabar con una Historia que ha dotado de Identidad Propia a nuestro pueblo. Está en nuestra mano evitarlo…

           Manuel González Sánchez

           Portavoz del Grupo Político Iniciativa Porteña

Deja un comentario




  • Facebook

  • ¡Síguenos en Twitter!

  • Calendario

    diciembre 2015
    L M X J V S D
    « Nov   Ene »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031