Cable submarino: el otro lado

Publicado el 26 - agosto - 2009

La información es un privilegio en estos días. Lo vemos claramente en el asunto del cable eléctrico submarino que, partiendo de El Puerto, unirá la Península con Mallorca, concretamente con la localidad turística de Santa Ponça (Calvià).

Playa de Santa Ponça: punto de entrada del cable eléctrico submarino en Mallorca.

Playa de Santa Ponça: punto de entrada del cable eléctrico en Mallorca.

Así, al agravio comparativo económico (quieren que nos conformemos con 600.000 euros menos que Santa Ponça, y eso que el suministro eléctrico lo reciben ellos) hay que añadir el informativo, pues basta con echar un vistazo a la prensa mallorquina para darse cuenta de que en esa parte (la beneficiada) los datos fluyen como un río, mientras que en esta parte (la perjudicada) nos los suministran con cuentagotas y a veces ni eso. Sirvan como ejemplo los tres artículos siguientes, tomados del Diario de Mallorca.

En el primero, del 28 de octubre de 2008, se presenta la obra y Red Eléctrica de España (en adelante REE) asegura que los trabajos no se harán durante la temporada turística. ¿Tendrá REE en idéntica consideración las peticiones de los comerciantes y hosteleros de El Puerto? Veremos. También resulta curioso que ya se daba por hecha la construcción, «el año que viene», de la estación conversora cuando el proyecto ni siquiera tenía el visto bueno de Medio Ambiente, que fue recibido hace escasos días.

Red Eléctrica de España (REE) prevé comenzar en el núcleo calvianer de Santa Ponça entre febrero y marzo de 2009 las obras necesarias para preparar la llegada de un cable eléctrico que unirá la Península con Mallorca. El director de la compañía en Balears, Ramón Granadino, asegura que los trabajos no interferirán en la temporada turística, atendiendo así a las preocupaciones de comerciantes y hoteleros de la zona.

El enlace previsto constituye un megaproyecto. A través de un cable submarino de 237 kilómetros, que llegará a alcanzar una profundidad máxima de 1.485 metros al atravesar la fosa marina llamada Canal de Valencia, la isla quedará conectada con la red nacional. Para tender el conducto bajo el mar, se necesitarán dos barcos especialmente preparados, con la ayuda de vehículos de control remoto.

Granadino explica que los trabajos que empezarán a hacerse el año que viene incluirán la construcción de una estación conversora en el polígono de Son Bugadelles. El objetivo de esta planta es adaptar a la red terrestre la energía que proceda del cable submarino.

Conducto terrestre

En esta primera fase, REE preparará también la canalización terrestre del cable que llegue a la costa calvianera. Este conducto, de unos tres kilómetros de longitud, irá desde la playa hasta la mencionada estación conversora a lo largo del torrente de Santa Ponça.

Según detalla Granadino, desde el principio los trabajos pondrán especial precaución en que la playa no se vea especialmente afectada. El cable terrestre, que irá dentro de un tubo, se introducirá hasta unos 500 metros mar adentro, donde en una fase posterior se conectará con el conducto submarino, que puede transportar 400 megavatios.

La colocación del tendido submarino entre la localidad de Sagunto y Calvià -la parte fundamental del proyecto- no se prevé hasta principios de 2010, señala el responsable balear de Red Eléctrica de España.

Alegaciones de hoteleros y comerciantes

Concluido el periodo de presentación de alegaciones, el arranque del proyecto está únicamente pendiente de que el ministerio de Medio Ambiente formalice la Declaración de Impacto Ambiental, paso necesario para que el ministerio de Industria conceda la autorización definitiva. Desde REE, Ramón Granadino detalla que la «tramitación va lenta» y asegura que únicamente se han visto obligados a realizar una «modificación menor» respecto a lo previsto inicialmente en el trazado en tierra del enlace en Sagunto. También explica que se atendrán a las alegaciones presentadas por los hoteleros de Santa Ponça y la patronal de comercio Acotur, que exigían que las obras se hiciesen a partir de noviembre y finalizasen antes de que empiece la temporada turística.

Este segundo artículo, del 16 de diciembre de 2008, informa de la colaboración entre el ayuntamiento de Calvià y REE en las obras del cable. Se habla de una compensación cercana al millón de euros (esta cifra ha ido aumentando desde la fecha de publicación del artículo; hoy  alcanza los 1.200.000 euros). Entonces, ¿por qué tenemos que tragar  nosotros con sólo 600.000 euros, una cantidad muy inferior e incluso ridícula si la comparamos con los 20 millones de euros que ha recibido Tarifa por convertirse en punto de partida de dos cables que unen España con el continente africano?

El ayuntamiento de Calvià y Red Eléctrica de España firmaron ayer un convenio de colaboración para la construcción de las infraestructuras eléctricas necesarias para asegurar la conexión eléctrica entre la península y Mallorca mediante un cable de alta tensión.

El Ayuntamiento da vía libre a la empresa para realizar las obras, y ésta aporta 995.000 euros para satisfacer la utilización de caminos municipales, entre otros aspectos.

Y finalmente, en este tercer artículo, del 27 de julio de 2009, se hace una extensa descripción de la obra, con profusión de detalles técnicos, medidas y fechas. Resulta indignante comprobar que a los mallorquines les han informado de todo esto (como debe ser), mientras que aquí el secretismo que rodea el proyecto es absoluto.

El megaproyecto de enlazar por cable eléctrico Mallorca y la Península va adquiriendo forma. Lo demuestra el avance de las obras en Santa Ponça (Calvià), punto de recepción del enlace. En el torrente de esta localidad, Red Eléctrica de España (REE) prepara actualmente la instalación necesaria para que pase el cable y, al lado del polígono de Son Bugadelles, se construye una estación conversora. Tras el verano, arrancarán las obras en la playa, en una fase que en su día despertó recelos entre hoteleros y comerciantes de la zona.

El director de REE en Balears, Ramón Granadino, explica que han procurado minimizar al máximo cualquier posible impacto. Así, detalla que los trabajos empezarán en noviembre de este año para no entorpecer el desarrollo de la temporada alta.

La zona costera afectada por las obras se delimitará y tendrá unos 100 metros cuadrados. En esta fase, entrará en acción una máquina perforadora que, como un topo, abrirá el camino necesario para instalar los tubos que ayudarán a conectar con el cable procedente de la Península. Según resalta Granadino, las conducciones se adentrarán bajo el mar hasta una distancia de 500 metros de la playa. Esta operación durará entre tres y cuatro meses.

Llegada del cable

Preparada la instalación, todo estará listo para la llegada del enlace eléctrico desde Sagunto, con una longitud total de casi 250 kilómetros. No sólo es un cable, sino que llegarán tres (uno, auxiliar y los otros dos, correspondientes a los polos positivo y negativo).

Transportados en barcos especialmente acondicionados, se colocarán en sucesivas fases, la primera de las cuales está prevista para marzo y abril del año que viene. La instalación definitiva se producirá a principios de 2011. Son plazos que se trazan sobre el papel, porque, después, la complejidad del proyecto puede dictar otra realidad.

El responsable de REE en Balears recuerda que la colocación del cable a lo largo del lecho marino está condicionada por las corrientes dado que se trabajará especialmente en invierno, cuando son más frecuentes los episodios de mal tiempo. También explica que el peso del cable (hasta 32 kilos por metro de longitud) convierte en delicada la operación.

Por el momento, Red Eléctrica de España trabaja en la construcción de la estación conversora. En total, serán cinco plantas con una superficie total construida de 7.000 metros cuadrados. Tendrán alturas parecidas a la de las naves que ya existen en el polígono de Son Bugadelles. Su finalización se prevé para finales del año 2010.

Canalización preparada

La instalación de los tubos por los que transcurrirá el cable eléctrico es otra de las fases que se encuentra en estado avanzado.

Desde la playa de Santa Ponça, el cable tendrá que recorrer tres kilómetros por superficie terrestre hasta llegar a la estación conversora. La instalación se hace a lo largo del torrente tras desecharse la posibilidad de que fuera por la avenida Jaume I.

Una vez completado el enlace eléctrico, Mallorca quedará conectada a la red nacional, lo que, según destacan en Red Eléctrica de España, será una garantía para evitar problemas de suministro. El proyecto tiene un presupuesto de 375 millones de euros.

Por cierto, en esta imagen de Santa Ponça queda bien claro que Costas hace la vista gorda cuando le da la gana con el tema de la distancia mínima orilla-edificios, que supondrá la demolición de todos los establecimientos del paseo marítimo de El Puerto:

Bahía de Santa Ponça con el monte Puig de Galatzó al fondo.

Bahía de Santa Ponça con el monte Puig de Galatzó al fondo.[/caption[/embed]

7 Comentarios en “Cable submarino: el otro lado”

  1. Javier dice:

    Que poca vergüenza. Como nos marginan.
    Enhorabuena al autor del artículo. Magnífico.
    Javier

  2. Mordog dice:

    Guerra a REE¡¡¡

  3. Berta Wats dice:

    ¿Qué se puede hacer desde el consistorio para que REE aumente la indemnización? ¿Hay alguna forma de presionar o entorpecer esta inversión?
    El gobierno de Zapatero protege esta inversión como de interes general pero lo cierto es que el capital de REE es mayoritariamente de caracter privativo como otras muchas empresas que antiguamente estatales hoy son privadas. Telefónica, Tabacalera etc.

  4. independiente dice:

    Somos unos buenazos aquí en El Puerto,ayer estuve viendo un reportaje de la salvajada que hacen en Tordesillas (Valladolid)con el «toro lanceado»,que eso si que es de juzgado de guardia ,y eso que los de la protectora de animales tienen toda la razón del mundo,con el maltrato de los toros lanceados, pues bien, los habitantes de Tordesillas,no dejaban ni informar a los periodistas y pedrada limpia con ellos,y aquí en El Puerto somos tolerantes con el tema de las patos sin haber maltrato a éstos.Nos dejamos pisotear demasiado por todo el mundo y así nos ha ido hasta ahora,habrá que empezar a exigir,y reivindicar lo que sea nuestro,y no permitir que nos atropellen más.
    Un saludo

  5. Cristóbal dice:

    Aquí los únicos que defienden nuestros derechos son los de SP, pero claro, como somos tan especiales, pues a criticar todo lo que hacen.
    Otro gallo nos cantaría si fueramos con ellos todos a una con en Fuente Ovejuna.
    Por cierto, gran comentario y magnífica redacción del artículo. Seguid así.
    Cris

  6. Javi dice:

    De acuerdo punto por punto con el comentario de Cristóbal.
    A por ellos oeeee…
    Javi

  7. altohorno dice:

    Parece que el destino tiene su casualidades. Se creó una plataforma para cuidar de nuestra playa ante el intento de agresión de costas. Ahora en el mes de septiembre, se tomará una decisión respecto a ese proyecto y la plataforma espero qe salga airosa y consiga separar el tema del trasvase de lo que es la inversión de costas.
    Y digo que el destino tiene casulidades porque justo cuando REE, se cree que puede campar a sus anchas por nuestro pueblo, va a emerger con toda su fuerza esta plataforma.Que tenga mucho cuidado el señor Atienza porque como este pueblo se empecine en que no salga el cable por el pantalán, por un puñado de euros, se puede liar bien gorda.

Deja un comentario




  • Facebook

  • ¡Síguenos en Twitter!

  • Calendario

    agosto 2009
    L M X J V S D
        Sep »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31