EL EFECTO MARIPOSA o LA INCINERACIÓN DE RESIDUOS COVID – Juan A Guillén (Concejal de IP)

Publicado el 24 - febrero - 2021

_____

El efecto mariposa fue acuñado a mediados del siglo pasado por el matemático Edward Lorenz, y viene a significar que una pequeña alteración inicial puede generar un efecto considerable a medio o largo plazo. Lo que coincide más o menos con un antiguo proverbio chino que dice : “el aleteo de una libélula en Hong Kong puede desatar una tempestad en Nueva York”, que en traducción libre de servidor de ustedes significa:  “Comer un murciélago en un pequeño mercado de Wuhan puede producir un cataclismo de dimensiones bíblicas”.

   Pero el efecto mariposa también tiene su aplicación a escala nacional,  autonómica y por supuesto local. En mayo de 2019 la empresa Networks inició los trámites burocráticos para instalarse en Buñol. Pero no fue hasta febrero de 2020 cuando se inició la exposición pública, estando además el expediente medio año parado en las dependencias de la Consellería de Emergencia Climática a la espera de la declaración de impacto.

   Una empresa que podría estar ya en funcionamiento, o a falta de pocas fechas para su inauguración. Una planta que duplicaría la capacidad de las dos existentes en la Comunidad valenciana que se dedican a la misma actividad.  Una planta, en fin,  capaz de tratar 10 toneladas diarias de residuos sanitarios Covid mediante esterilización por autoclave que es lo usual y lo que está probado que funciona para este tipo de residuos. Una planta que sería capaz de absorber junto a las dos ya existentes, los residuos sanitarios producidos por la pandemia.

  Y ese aleteo de la mariposa en mayo de 2019 en Buñol, y la inacción administrativa en 2020 cuando ya la pandemia estaba en todo su auge, es lo que nos ha llevado a la disyuntiva actual de tener que incinerar los residuos Covid en fábricas de cemento en Alicante o aquí en El Puerto, como si no hubiera otra alternativa.

   Lo que no puede pretender el señor Darío Moreno, del PSOE y alcalde de Sagunto, es respaldar sin fisuras el argumento de la Generalitat que intenta hacernos creer que la situación de emergencia sanitaria lleva inexorablemente a la  incineración de estos restos sanitarios como si no hubiese existido otra solución. O decir que si la Consellería de Medio Ambiente dictamina que es seguro incinerar esos restos,  pues habrá que incinerarlos ya que debemos ser solidarios en la lucha contra la pandemia.  Y en cambio no decir nada de por qué no dispone la Comunitat Valenciana a fecha de hoy de las instalaciones adecuadas para tratar estos residuos sanitarios, cuando de haberse dado la oportuna diligencia en la administración autonómica, el dilema de incinerar o no incinerar no estaría produciéndose aquí y ahora en nuestra ciudad.

   Pero claro, eso sería tanto como pedir explicaciones al inquilino del Palau de la Generalitat, el molt honorable Ximo Puig.  Recuerde señor Darío Moreno que antes que su obediencia debida al PSOE, está su deber hacia los vecinos de los que es alcalde.

Juan A. Guillén Juliá

Concejal de Iniciativa Porteña

 

 

 

PD: La decisión de incinerar o no incinerar residuos Covid, en el horno de una fábrica de cemento es de la Generalitat Valenciana mediante Decreto que haga posible el Convenio con esas empresas cementeras.

Deja un comentario




BOLETÍN INFORMATIVO INICIATIVA PORTEÑA: ENERO 2021

                                           

[Ver más publicaciones]

  • Facebook

  • ¡Síguenos en Twitter!

  • Calendario

    febrero 2021
    L M X J V S D
    « Ene   Mar »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728