CONTENEDORES SOTERRADOS – Manuel González (Portavoz de IP)

Publicado el 18 - abril - 2019

  Cualquiera que se de una vuelta por nuestro pueblo, puede observar que su tendencia natural de crecimiento es hacia el Norte, es decir, hacia el río Palancia, aunque históricamente se ha intentado que El Puerto fuera construyendo su nueva trama hacia Sagunto.

  Podemos observar como algunas zonas se urbanizaron y quedaron un tanto aisladas, como ocurrió con la cooperativa de San Francisco de Borja, que a pesar de los esfuerzos posteriores por cerrar el SUP2, aún sigue pendiente de tener una comunicación real con la trama urbana del centro de El Puerto.

  Lo mismo ocurre con el espacio ya urbanizado entre el cementerio y San Francisco de Borja. Hay muchas viviendas por construir en esa zona que presenta un aspecto poco atractivo a los ojos de los posibles compradores. Esto es consecuencia de la desastrosa legislatura 2003-2007, en la cual el concejal de urbanismo era el actual alcalde. Quico Fernández se encargo de retrasar la urbanización del SUP2, utilizando todo tipo de tretas. Una de las cuestiones que puso como exigencia encima de la mesa, fue que en ese Proyecto de urbanización los contenedores tenían que estar soterrados.

  El objetivo era claro, pues pretendía evitar que se cerrara ese hueco que conecta la calle Alcalá Galiano con la avenida Alfredo Simón.  Si se producía esa conexión, esa falta de atractivo de la zona antes comentada, no se habría producido, ya que se habría concluido la urbanización del SUP2 y ya estaría colmatado de viviendas, con lo que la trama urbana estaría completamente cerrada hacia el Norte.

  El caso es que después de obligar a gastarse la suma de 12000 euros por cada contenedor soterrado, resulta que la SAG, jamás los ha utilizado, pues utilizan contendores en superficie que dan un aspecto tercermundista a las calles urbanizadas del SUP2, que al no estar preparadas para tener en superficie esos contenedores, los alojan sobre las aceras, con la consiguiente acumulación de suciedad. Esto demuestra que el capricho del alcalde, aparte de ser innecesario, solo tenía como objeto paralizar las obras en esa zona, pues al introducir estas modificaciones, se tenían que recalcular los costes de urbanización y su repercusión sobre los propietarios del suelo, retrasos y más retrasos.

  Las consecuencias, ahí están, doce años después, todo está manga por hombro, aunque afortunadamente se ha producido un repunte en la construcción. Esto sirve como lección para darse cuenta de que las cosas que hizo Quico Fernández tenían precisamente el objetivo de retrasar la construcción de viviendas aquí en El Puerto, para poder sacar adelante el Norte del Palancia en Sagunto, lo cual ocasionó que se desplazarán hasta allí muchos compradores de vivienda que indudablemente hubieran preferido comprar sus casas aquí abajo. El señor Fernández, ha sido muy dañino para los intereses de los porteños, y con ejemplos como este o con el desastre del FUSIÓN, se pueden ver con claridad porque hago esta afirmación…

 

 

Atentamente:

                                                           Manuel González Sánchez

                                                           Portavoz del Grupo Político Iniciativa Porteña

Deja un comentario




  • Facebook

  • ¡Síguenos en Twitter!

  • Calendario

    abril 2019
    L M X J V S D
    « Mar   May »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930