UNA DE REFERENDUM POR FAVOR… – Sergio Paz Compañ (Concejal de Iniciativa Porteña)

Publicado el 1 - julio - 2014

El pasado 9 de junio asistíamos a un Pleno extraordinario para instar al Gobierno de la Nación a convocar un referéndum sobre el modelo de Estado, más concretamente sobre si la Jefatura del Estado debe recaer sobre un monarca o sobre el Presidente de una República. El Pleno fue solicitado de acuerdo al reglamento, a instancias de EU y Bloc; el acuerdo plenario a favor del mismo se aprobó con la oposición del PP.

No es la primera vez -ni será la última- que este tipo de propuestas que escapan al ámbito municipal -el que compete a los Concejales electos en un ayuntamiento- es presentado en un Pleno, aún a sabiendas que no van a ninguna parte.

Y esto es algo que los ciudadanos han de conocer. Con frecuencia, con demasiada frecuencia siete u ocho de cada diez mociones presentados en un Pleno, no son de nuestra competencia. Y no sólo estos dos partidos se suman a este juego, también el PSOE y hasta el PP, a pesar de estar gobernando. Así que buena parte de nuestro tiempo y el de los asistentes al Pleno, se ha de oír hablar de cosas para las cuales un ayuntamiento ni pincha ni corta.  Parece – más bien lo es- que las fuerzas políticas trasladan al ámbito municipal sus confrontaciones y frustraciones parlamentarias de otros ámbitos, bien sean Les Corts Valencianes o el Congreso de los Diputados. Pero eso si, como disfrutan de su minuto de gloria y como les gusta a algunos ver retratarse a los otros; y si no lo hacen le tachan de los que les venga en gana.

Obviamente un referéndum es la forma más democrática de resolver o dirimir ciertas cuestiones que afectan a todos; se da la voz al pueblo directamente, sin intermediarios políticos de por medio. También es cierto que el que lo convoca lo hace con el objetivo de ganarlo, de refrendar su política, además de tener muchas armas en su mano para sacarlo adelante. Aquí en España desde luego, no parece que tengamos mucha tradición en hacerlos, al contrario por ejemplo que en Suiza, en donde se pregunta al ciudadano por casi todo.  También es cierto que determinados referéndums no se ajustan a la legalidad vigente, y para realizarlos habría que cambiar más de una norma.

En el ámbito municipal o local la cosa está bastante más clara pues las leyes si que establecen su realización dentro de ámbito municipal o local y de la legalidad. Con cierta frecuencia se producen referéndums para que los vecinos de un pueblo decidan sobre temas que les atañen directamente, como el cambio de nombre, tal y como ocurriera hace unos años en Alfara que paso de llevar el apelativo d’Algimia al de La Baronía, por decisión popular aprobada en un referéndum local.

Pues bien, cuando planteamos la realización de un referéndum en Puerto Sagunto para que sus ciudadanos libremente decidan si quieren constituirse como ayuntamiento propio, los mismos partidos que piden y exigen referéndum que escapan de nuestra competencia municipal -o incluso referéndums ilegales- niegan la mayor, es decir, la democracia la aplico según conviene a mis intereses y si no la aplasto como un gusano.  Es la doble vara de medir de muchas formaciones políticas.

La ley establece que la constitución de un nuevo municipio -entre otras formas- puede realizarse por decisión del Pleno del Ayuntamiento y/o por voto popular manifestado en un referéndum en la parte del municipio que se quiere segregar. De hecho los dos los expedientes de segregación presentados por IP recogen las firmas de más del 50% de los ciudadanos mayores de edad residentes en Puerto Sagunto que refrendaron con su rúbrica el sí a un nuevo ayuntamiento; firmas que los partidos políticos arrojaron a la papelera del olvido e indiferencia obviando la voluntad popular; los mismos que después se llenan la boca con la democracia participativa o en dar la voz al pueblo y después exigen referéndums que no competen al ámbito municipal.

            Pues bien nosotros SI queremos ese referéndum local, si queremos que los ciudadanos decidan si quieren una administración local próxima, si quieren servicios municipales próximos y eficaces, si quieren proteger y valorar su Patrimonio, si quieren decidir sobre el modelo de ciudad, si quieren decidir cómo administrar sus recursos, si quieren un ayuntamiento propio, si queremos en definitiva que los porteños sean libres de decidir su futuro. Y para ello el referéndum es el mecanismo de la democracia directa por antonomasia, es la democracia participativa por excelencia, porque da directamente la voz al ciudadano.

            La pregunta que llega ahora es ¿están dispuestos los partidos políticos convencionales a asumir este reto democrático? ¿Quieren seguir con la sempiterna inestabilidad política? ¿Quieren solucionar de una vez por todas el eterno problema de Sagunto?

La solución está en sus manos y en de los ciudadanos y su derecho de sufragio.

Sergio Paz Compañ

Concejal de Iniciativa Porteña en el Ayuntamiento de Sagunto

Deja un comentario




  • Facebook

  • ¡Síguenos en Twitter!

  • Calendario

    julio 2014
    L M X J V S D
    « Jun   Ago »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031